errores de comunicación

en la era digital​

Cuando hablamos de comunicación digital, y especialmente de la comunicación digital en las organizaciones, todos estaremos de acuerdo en que las lagunas y las necesidades de formación son enormes.

 

La mayor parte de las medianas y pequeñas empresas que tienen departamento de Comunicación tienen muchas carencias en este ámbito, y lo suelen solucionar externalizando esos servicios. Sin embargo, aunque traspasar a terceros esa gestión puede ser acertado, debemos tener un criterio para orientar a esos profesionales de los objetivos y de qué tipos de contenidos queremos que sean gestionados. Jorge García publica en Retina, de El País, un acertado artículo en el que resume los errores más comunes en el que caen las organizaciones con respecto a sus estrategias de comunicación digital. Este es un resumen:

1.- No situar a las personas en el centro: El mundo de la comunicación vivió siempre de una máxima que sostenía que el medio era el mensaje. Pues llegó el momento de sustituir este medio por la. La individualización es el gran mantra para comunicar con mayor efectividad. 

2.- Emplear un lenguaje impersonal y comercial. De poco o nada sirve contar con el mejor contenido si lo envolvemos de un tono absolutamente comercial e impersonal.

3.- El inicio de una buena comunicación comienza en la propia compañía.  “Los primeros grupos de interés que necesitamos como aliados de una buena estrategia de comunicación son los empleados. Tenemos que apoderarlos con todas las herramientas tecnológicas posibles y que crean en ellas”, asegura Iván Pino, director del área digital de Llorente y Cuenca.

4.- Mantener el silencio. Las nuevas tecnologías han facilitado que cualquier información deje un rastro en la Red. Los contenidos se han vuelto totalmente transparentes y dificultan la ocultación de aquello que no queramos mostrar. El silencio no es una opción, dice Pino. Hay que armar una buena narrativa, con argumentos sólidos y potentes en contenidos digitales. No basta con una declaración a pie de calle

5.- Renunciar a los datos para escuchar a los usuarios.   más que en épocas anteriores. Internet, las plataformas sociales y el propio acceso al móvil generan una cantidad de datos que, bien manejados, aportan una información valiosa para las empresas. “Si analizamos correctamente el big data, responderemos de un modo más rápido y eficaz a entornos que cada vez cambiarán más rápido”, asegura José Luis Orihuela, profesor de comunicación multimedia de la Universidad de Navarra. 

6.- Bombardear al usuario con tus mensajes. Al intentar establecer una relación con los consumidores, las organizaciones olvidan que son estos últimos quienes han de consentir que nos pongamos en contacto con ellos. Es el propio usuario el que permite a las empresas contactar con él a través de los canales que elija. Y este permiso tiene un gran calado porque denota que ambos comparten algo.

7.- Olvidarse de la medición. La mayoría de las estrategias de comunicación se basan en conclusiones precipitadas y aceleradas. Uno de estos planos de mejora, en palabras de Orihuela, es el de las técnicas de monitorización en línea. Es decir, . 

This is a mockup. Publish to view how it will appear live.

comments powered by Disqus.